Questo sito usa cookie per fornirti un'esperienza migliore. Proseguendo la navigazione accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra OK
ambasciata_assunzione

Cooperazione economica

 

Cooperazione economica

 

La economia del Paraguay está basada esencialmente en la agricoltura, con muy poca diversificación de los bienes para la exportación (principalmente soja y carne) y vulnerable a los cambios esogenos, como los climáticos.
Gracias también a la favorable conjuntura económica de la región, en los ultimos años el País ha logrado mejorar su crecimiento y reducir la inflacción y con los auspicios del Fondo Monetario el Gobierno de Asunción ha puesto en marcha unas cuantas reformas estructurales con el objetivo de crear las condiciones para la estabilidad macroeconomica, de poner las bases para un crecimiento sustentable y de restablecer un mejor equilibrio fiscal.   

La tendencia de la que se ha hablado ha sido confirmada también por los indicadores economicos del primer semestre del 2006, que indican una economía en crecimiento, a pesar de la sequía y de la suba de los precios internacionales del crudo.
Las presiones inflacionisticas, con respecto a las cuales los observadores internacionales habían expresado sus propias inquietudes, habrían sido paradas por una política monetaria más restrictiva, por un fortalecimiento del guaraní, por el aumento de las entradas y del contenimiento de los gastos.
También la posición externa parece fortalecida, con reservas internacionales que, en junio 2006, han tocado la cifra de 1,46 mil miliones de dolares. Según las indicaciones del Banco Central del Paraguay del junio 2006, el crecimiento del PIB en el 2005 ha sido del 2,9% y la renta per cápita ha registrado un aumento hasta 1.301 dolares, contra los 1.205 dolares del año 2004.
La inflación en junio 2006, en disminuición por el tercer més seguido, se ha atestado al 8,4%. Las importaciones entre enero y junio han crecido más del 80%, alcanzando US$ 2.369,9 miliones contra los 1.300 miliones de dolares del correspondiente período del año pasado, mientras que las exportaciones en el mismo período han alcanzado US$ 926,5 miliones respeto a US$ 876,8 del primer semestre 2005.
La deuda externa total ha alcanzado US$ 2.254 miliones en junio 2006.   Por lo que concerne las relacciones con el Fondo Monetario Internacionál, el 31 de mayo del 2006 el FMI ha aprovado el nuevo Acuerdo Stand-by para el Paraguay, considerado fundamental acá para la credibilidad internacionál del País y condición indispensable para obtener financiacciones por parte de los organismos internaccionales.
El principal objetivo del Acuerdo – que debería extenderse hasta agosto 2008 – es de reducir las vulnerabilidades emergidas con la aguda recesión del 2002, fortaleciendo la estabilidad alcanzada en el período de vigencia del Acuerdo Stand-by anterior (diciembre 2003 – noviembre 2005) a través de politicas macroeconomicas precisas y reformas estructurales y poniendo también las bases para un gradual crecimiento económico del 4-5% anual.
Las principales vulnerabilidades señaladas por los técnicos del FMI se refieren a los problemas de “governabilidad”, llevados por la corrupción y los bajos niveles de crecimiento; un sistema financiero más debil por culpa de unas cuantas crisis; le exsistencia de impresas públicas ineficientes en los sectores llave; la escasa productividad; la extensa pobreza y la alta disocupación. El Acuerdo prevé un renovado compromiso del Paraguay de respetar el equilibrio fiscál a través de la aplicación de restricciones al gasto público por el 2006.

Los objetivos de política monetaria para ese año miran al contenimiento de la inflación entre el 7,5% siguiendo siempre una política monetaria restrictiva. La monitorización del Fondo sobre la adopción de las políticas concordadas será efectuado cada tres meses para permitir la adopción de eventuales misuras correctivas finalizadas al logro de los objetivos fijados.
Las Autoridades del Paraguay han compartido con el FMI la necesidad de realizar intervenciones estructurales en cuatro areas particolarmente débiles: el sector público, el financiero, el social e intervenciones para favorecer el crecimiento económico. Sin embargo el Acuerdo no prevé la indicación de términos para la realización del programa de reformas consideradas fundamentales.    


28